8. El Papa: Infalible

El Papa: Infalible

La posición Católica

¶889 Para mantener a la Iglesia en la pureza de la fe transmitida por los
apóstoles, Cristo, que es la Verdad, quiso conferir a su Iglesia una
participación en su propia infalibilidad. Por medio del “sentido
sobrenatural de la fe”, el Pueblo de Dios “se une
indefectiblemente a la fe”, bajo la guía del Magisterio vivo de la
Iglesia.

¶891 “El Romano Pontífice, Cabeza del Colegio episcopal, goza de esta
infalibilidad en virtud de su ministerio cuando, como Pastor y
Maestro supremo de todos los fieles que confirma en la fe a sus
hermanos, proclama por un acto definitivo la doctrina en cuestiones
de fe y moral… La infalibilidad prometida a la Iglesia reside
también en el Cuerpo episcopal cuando ejerce el magisterio supremo
con el sucesor de Pedro”, sobre todo en un concilio ecuménico.
Cuando la Iglesia propone por medio de su Magisterio supremo que algo
se debe aceptar “como revelado por Dios para ser creído” y como
enseñanza de Cristo, “hay que aceptar sus definiciones con la
obediencia de la fe”. 399 Esta infalibilidad abarca todo el
depósito de la Revelación divina.

¶890 La misión del Magisterio está ligada al carácter definitivo de la
Alianza instaurada por Dios en Cristo con su Pueblo; debe protegerlo
de las desviaciones y de los fallos, y garantizarle la posibilidad
objetiva de profesar sin error la fe auténtica. El oficio pastoral
del Magisterio está dirigido, así, a velar para que el Pueblo de
Dios permanezca en la verdad que libera. Para cumplir este servicio,
Cristo ha dotado a los pastores con el carisma de infalibilidad en
materia de fe y de costumbres. El ejercicio de este carisma puede
revestir varias modalidades:

¶2051 La infalibilidad del Magisterio de los pastores se extiende a todos
los elementos de doctrina, comprendida la moral, sin los cuales las
verdades salvíficas de la fe no pueden ser salvaguardadas, expuestas
u observadas.

La Escritura Dice

Romanos 3:23
23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios;

Romanos 3:10
10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno.

2 Corintios 5:21
21 Al que no conoció pecado, lo hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él.

Hebreos 5:9
9 y habiendo sido hecho perfecto, vino a ser autor de eterna salvación a todos los que le obedecen;

Comentario

  • ¿De dónde toman autoridad los hombres falibles para declarar a otros hombres como infalibles?
  • Si otros, aparte de Jesús, son infalibles, entonces Dios está equivocado.