6. ¿Es el bautismo, necesario para la salvación?

¿Es el bautismo, necesario para la salvación?

La posición Católica

¶1257 El Señor mismo afirma que el Bautismo es necesario para la
salvación. Por ello mandó a sus discípulos a anunciar el Evangelio
y bautizar a todas las naciones. El Bautismo es necesario para la
salvación en aquéllos a los que el Evangelio ha sido anunciado y
han tenido la posibilidad de pedir este sacramento. La Iglesia no
conoce otro medio que el Bautismo para asegurar la entrada en la
bienaventuranza eterna;

¶1212 los fieles son renacidos en el Bautismo

¶1213 A través del Bautismo somos liberados del pecado y renacidos como
hijos de Dios; llegamos a ser miembros de Cristo, y somos
incorporados a la Iglesia.

¶1265 El Bautismo no solo purifica de todos los pecados, sino que hace del neófito “una
nueva creación” un hijo adoptivo de Dios, que ha sido hecho
“partícipe de la naturaleza divina” miembro de Cristo,
coheredero con él, y templo del Espíritu Santo.

¶1274 El Espíritu Santo nos ha marcado con el sello del Señor (Carácter
Dominico) “para el día de la redención” “El Bautismo, en
efecto, es el sello de la vida eterna.”

La Escritura Dice

Juan 1:12
12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Efesios 1:7
7 en quien tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados, según las riquezas de su gracia,

1 Corintios 1:17
17 Porque no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio;

Mateo 3:2,6
2 Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
6 … bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.

Hechos 8:36-37
36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua; y dijo el eunuco: He aquí agua; ¿qué impide que yo sea bautizado?
37 Y Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y él respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.

Hechos 16:30-33
30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?
31 Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa.
32 Y le hablaron la palabra del Señor, y a todos los que estaban en su casa.
33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y enseguida fue bautizado él, y todos los suyos.

Comentario

  • ¿Es el bautismo, necesario para la salvación?